Esther Morón Lerma, in memoriam

Queridos/as colegas,

El pasado viernes 11 de noviembre nos dejó nuestra compañera Esther Morón Lerma, con sólo 49 años de edad y tras una titánica lucha contra una terrible enfermedad. Esther era profesora titular de Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Barcelona y fue pionera en el estudio del Derecho Penal y las Nuevas Tecnologías. Sus trabajos sobre los retos que las nuevas tecnologías representaban para el Derecho penal no sólo se adelantaron en el tiempo, sino que se proyectaron sobre ámbitos tan diversos como los delitos contra la intimidad, la indemnidad sexual de los menores, el espionaje industrial y otros delitos patrimoniales y relativos al mercado. A Esther le debemos monografías que son obras de referencia (Internet y derecho penal: "hacking" y otras conductas ilícitas en la red,1999; El secreto de empresa: protección penal y retos que plantea ante las nuevas tecnologías 2002, entre otras), así como otros muchos estudios publicados en revistas especializadas en los que la autora daba muestras de su finura y agudeza jurídica. 

A su prolífica obra académica se ha de añadir la participación como asesora del Grupo de Derecho Penal Material, Unión Europea, Dirección General de Política Legislativa y Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia de España, para combatir los ataques a los sistemas informáticos. Igualmente, fue experta de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB) en materia de cibercrimen, así como asesora del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Perú.

Por último, colaboró con diversas universidades como profesora en programas de Postgrado sobre Seguridad Informática e impartió programas especializados de protección de datos para empresas, entidades diversas y colegios profesionales. Fue colaboradora en programas especializados sobre derecho de los negocios en ESADE (Barcelona), se integró en el Instituto de Seguridad Pública de Catalunya en cursos de especialización en materia de cibercrimen y delitos económicos.

En el Grupo de Estudios de Política Criminal, Esther tuvo una activa participación y siempre estuvo dispuesta a preparar ponencias y a integrarse en los Grupos de trabajo con la generosidad y entusiasmo que siempre rodeaba su quehacer universitario. 

Con todo, lo mejor de Esther era su extraordinaria valía como persona. Quienes la conocimos podemos decir sin reservas que Esther era una gran mujer y una mujer buena. 

Descanse en paz

 

Puede verse parte de su obra en
https://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=320657

 

En portada: 
Si