El Grupo de Estudios de Política Criminal se adhiere al Manifiesto elaborado por iniciativa de Ignazio Patrone

Ante la existencia de indicios racionales sobre la vulneración de derechos humanos que se está produciendo en Turquía al amparo de la represión de quienes ilegítimamente se alzaron contra el Gobierno de Erdogan, la Junta Directiva del Grupo de Estudios de Política Criminal se adhiere al Manifiesto elaborado  por iniciativa de Ignazio Patrone - magistrado de la Corte di Cassazione italiana y miembro del Expert Group on European Criminal Policy- y refrendado por un numeroso conjunto de, jueces, fiscales y profesores universitarios italianos con la finalidad de hacer un frente común en defensa de la libertad y la democracia.

 

 

El texto del Manifiesto dice así:  

 

El Gobierno turco, después de humillar y encarcelar a periodistas, docentes de universidad y abogados, arremete primero contra magistrados y después contra funcionarios y policías, aniquilando así la conciencia crítica del país.

 

Listas negras, evidentemente preparadas desde hace tiempo, son usadas para realizar eliminaciones y detenciones en masa, con desprecio total de las reglas mínimas del Estado de Derecho, de la dignidad de las personas y de los Derechos Fundamentales a los que Turquía debe respeto en virtud de su pertenencia al Consejo Europeo, a la Convención Europea por la salvaguarda de los Derechos del Hombre, de la que dicho País figura entre los primeros firmantes, y de su misma Constitución.

 

Actualmente el Gobierno turco amenaza incluso con volver a introducir la pena de muerte "por voluntad popular". Los docentes, los abogados y los magistrados que suscriben esta apelación, unidos por el sentido común de pertenencia a una comunidad de Derecho que  ha fundado sus valores primarios y sus más profundas raíces en la Convención Europea y en el respeto a los Derechos Humanos, se dirigen a las Instituciones, europeas e italianas, para que recurran sin demora a cada uno de los instrumentos jurídicos y políticos posibles, necesarios para bloquear las violaciones y para devolver la libertad a los que el único error que han cometido es haber defendido los valores democráticos. Se ruega a la opinión pública mantener viva la atención sobre una gran nación cuya democracia laica está en grave peligro." 

En portada: 
Si